fbpx

 

murciaplaza

 

Las geishas de La Aurora: la galería expone bellezas japonesas del movimiento 'shin hanga'

 

25/04/2021 - 

MURCIA. Delicadas, serenas y recatadas se muestran las bellezas japonesas que se pueden contemplar en la exposición Ukiyo-E: Shin Hanga Beauties, con la que la galería murciana La Aurora hace una incursión en este movimiento artístico surgido a principios del siglo XX en Japón. La mayor parte de las obras que se enmarcan en esta tendencia la constituyen retratos de mujeres hermosas -llamados bijinga-, como las que protagonizan las quince estampas de esta muestra. En ellas se plasma el ideal de belleza femenino tradicional de Japón, con mujeres que visten elegantes kimonos y lucen vistosos adornos en el cabello. 

Por lo general, las modelos están vestidas -aunque puedan mostrar de forma descuidada y sin aparente erotismo parte de su anatomía- y a menudo se encuentran absortas en rituales relacionados con su cuidado personal (baño, maquillaje...). Se trata, en todo caso, de un modo de concebir la belleza de la mujer muy diferente al que ha primado en Occidente.

No son pinturas sino obras realizadas según el histórico arte ukiyo-e, una técnica de grabados en madera, arraigada en Japón entre los siglos XVII y XIX, con la que se retrataba a cortesanas, samuráis, geishas y actores de kabuki. De hecho, shin-hanga significa "nuevos grabados en madera", ya que este movimiento artístico retomó la fórmula tradicional pero con una estética más contemporánea. Este regreso al pasado surgió después de la apertura a Occidente del país nipón, cuando se introdujeron nuevas técnicas, como la fotografía y la litografía, que dejaron obsoleta la tradición artesanal del grabado sobre madera. No obstante, mientras el ukiyo-e caía en el desuso en su país de origen, en Occidente se valoraban cada vez más las obras de los artistas del grabado japonés. Esta tensión entre tradición y modernidad acabó con el regreso de muchos creadores al arte identitario japonés.

Expertos en ukiyo-e señalan, por otra parte, que este arte jugó en su época un papel primordial en la constitución del ideal femenino japonés, casi tan importante como el que el cine o las revistas de moda pueden estar jugando en la sociedad contemporánea.

Las xilografías expuestas en La Aurora las firman grandes maestros de está técnica como Goyo Hashiguchi (1880-1921), autor de algunas de las impresiones en madera más soberbias técnicamente que se produjeron en esta época y muy valorado por la sensibilidad y elegancia de sus obras; Torii Kotondo (1900-1976), quien diseñó veintiún impresiones de bijinga que solían venderse en Estados Unidos, habiendo sido una de ellas (Morning Hair) considerada provocativa por las autoridades y prohibida; Kato Shinmei (1910-1988), quien realizó estampados de maiko, aprendices de geishas de Kioto; y Higuchi Tomimaro(1898-1981), artista de Osaka que plasmó el paso de las estaciones en sus imágenes femeninas.