fbpx

GIOVANNI BATTISTA PIRANESI 

 

 

 

Piranesi es una de las grandes individualidades en la historia del grabado sólo comparable a Durero, Rembrandt, Goya o Picasso pero su nombre es menos conocido porque a diferencia de los otros sólo fue grabador

 

Piranesi fue muchos hombres en uno: arqueólogo historicista, arquitecto visionario, anatomista de la ruina, cronista de su tiempo, defensor de la romanidad y promotor de diseños . Entendió que el arte del grabado sería la industria desde la que difundió sus ideas por todas partes.

 

 A través de Lucchesi, Piranesi se formó con los mejores anticuarios, arquitectos y restauradores venecianos de la primera mitad del siglo XVIII y conoció de cerca los dos caminos para convertir la arquitectura en imágen: las vistas topográficas o vedute y las fantasías o los capricci. El género de la vedute, que Piranesi acabaría llevando a la cima, se basaba en vistas en perspectivas de los edificios de la ciudad con voluntad cartográfica que  tenía entonces en Canaletto a su máximo exponente.

 

Comenzó a interesarse sobremanera por la arqueología y a grabar los restos de la Antigua Roma, destacando entre sus numerosos trabajos Vedute di Roma, la serie magna de aguafuertes que afianzó su fama. Al mismo tiempo llevó a cabo una renovación de los sistemas de investigación y conocimiento de esta ciencia.

 

Piranesi pronto descubrió que sólo a través del grabado podría edificar su proyecto y difundir sus imágenes y teorías por toda Europa.  La mayoría de sus dibujos son preparatorios para sus grabados. Es más,  muchos de los dibujos preparatorios para sus célebres Vedute no existen porqué se destruyeron en el proceso de creación, eran simples herramientas para llegar al grabado.

 

Piranesi trabajó a lo largo de toda su carrera en las vistas de Roma. Publicó periódicamente nuevos grupos hasta llegar a un total de 135 en una suerte de work in progress que sólo su muerte puso final

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.