salud de cuidado infantil http://espanapildoras.com/la-disfuncion-erectil/dapoxetina-comprar-online/ hierbas brotes legales
© Galería La Aurora S.L. Plaza La Aurora 7, 30001 Murcia (España) Telf +34968234865
Galeria la Aurora
 
 
 

Crónica de actualidad, por Pedro Soler

ACTUALIDAD
Imágenes compuestas y marionetas africanas
 ( 0 Votos )
 
07.02.15 - PEDRO SOLER
 
Imágenes compuestas  y marionetas africanas

Máscara de Mali, expuesta en la Aurora.

Que, en parte sea la respuesta a una frustración no entraña que el resultado se concrete en algo negativo; todo lo contrario, como es fácilmente advertible en los veintinueve montajes fotográficos que Andy Sotiriou presenta en Los Molinos del Río. Es el propio autor quien testifica que se trata de «imágenes compuestas», que han llegado a su producto final gracias a la combinación de elementos de distintas fotografías. No podría ser de otro modo, porque las visiones que contiene cada uno de estos montajes son excesivamente singulares, preciosistas, incapaces de referirse a paisajes nevados auténticos y sucesivos; demasiado bellos y oportunos, para haber sido hallados en cualquier lugar, y haberlos reunido en una misma exposición, bautizada como 'Después de la tormenta'. También reconoce sin tapujos el autor que ha recurrido a uno de los procedimientos que utiliza con la fotografía, con el interés puesto en la combinación y manipulación de imágenes, para crear una obra conceptual.

El hecho de que se trate de montajes quizá demuestra más el virtuosismo al que Andy Sotiriou se ha sometido para culminar cada composición. Ha optado por una temática única, como es el insistente recorrido por paisajes nevados, pero con el tino de aplicar en cada obra la soledad del momento, el fenómeno de la migración de las aves o las sombras, que también se producen en estos interminables desiertos nevados. La monotonía de la temática queda desbloqueada, porque son más que suficientes los detalles que enriquecen el desarrollo de la visión genérica el conjunto.

La exposición supone una rica variedad de miradas, pese a esa imposición y dominio de la blancura nívea, de los grises intensos o atenuados -no debiera llegarse al nivel del negro-, que emiten árboles, postes telefónicos, aves migratorias o solitarios elementos. Queda evidente el interés del autor por evitar la reiteración, y, a veces, consigue que la nieve brille, casi desaparezca prendida por la luz o permanezca como reflejo del cielo grisáceo que la cubre.

Confiesa Andy Sotiriou que la mayor satisfacción experimentada durante la elaboración de estas obras se basa en su afinidad con la pintura. No es de extrañar, porque a cualquiera podría parecerle inaudito captar -o montar- esas composiciones de un espacio natural, para lo que sería preciso haber alcanzado unos síntomas hiperrealistas, muy perfeccionistas, que pudieran considerarse como auténticos. Lo que bien manifiesto queda es que el autor se ha sometido libremente a una responsabilidad muy creativa y elaborada, capaz de convertir en realidad lo que parece inimaginable.

Marionetas de Mali, en La Aurora 

Para ocuparse de la Exposición 'Marionetas de Mali', que presenta galería La Aurora, el comentarista debería poseer unos conocimientos que en esta ocasión parecen reservados a auténticos especialistas. Aún así, las piezas que se exponen contienen unas características que parecen superar la barrera de la especialidad. Podría hablarse, en primer lugar, de la capacidad para reproducir o inventar rostros humanos y cabezas de animales, que responden a la supervivencia de las tradiciones más arraigadas entre las etnias africanas.

En este caso, la imaginación juega un papel preponderante, porque las piezas expuestas no son meras interpretaciones, sino recreaciones que superan, en mucho, con juegos de colores, con artísticas deformaciones y con increíbles añadidos, la propia esencia de los seres representados. Podría decirse que por muchos síntomas de mascaradas que expresen estas piezas, en ellas se sobrepone un sentido estético de una naturaleza ambiental. Es el recogimiento de una tradición y de una metodología artística, que pueden parecer arcanas, porque, de algún modo, podrían recordarnos esas otras obras, creadas por nuestros antepasados hace miles de años, pero que hoy son auténticos tesoros conservados en museos de todo el mundo. La presencia ordinaria de esas máscaras procedentes de Mali y su tenencia al alcance de la mano son factores que acaso debilitan sus valores reales; pero había que preguntarse cuántos autores, ajenos a estas formas de hacer, serían capaces de imaginar estas obras, hasta convertirlas en respuestas artísticas, adobadas de tan pluriformes atractivos.

Para penetrar en la profundidad de sus significados, habría que conocer también el significado religioso o familiar, que las distintas piezas contienen, para, sabida su razón de ser, descifrar los gestos, los colores y las formas, desmenuzar los detalles y los adornos; y meditar sobre la autenticidad interpretativa que encierran. No siempre es posible captar todo el valor de cualquier obra de arte, si no se ha percibido el porqué de su creación. En este caso, las piezas expuestas encierran una riqueza expresiva que supera conocimientos, espacios y fronteras.

 

 

Desde 1994
  • La Aurora Comprometida