salud de cuidado infantil http://espanapildoras.com/la-disfuncion-erectil/dapoxetina-comprar-online/ hierbas brotes legales
© Galería La Aurora S.L. Plaza La Aurora 7, 30001 Murcia (España) Telf +34968234865
Galeria la Aurora

La Opinión. Jueves 19 de enero de 2012.

Una ventana al consumismo

El japonés Mitsuo Miura expone en la galería La Aurora de Murcia obras en las que refleja, sin crítica, el deslumbramiento y la atracción que ejerce sobre los ciudadanos una sociedad marcada por el capitalismo

El artista Mitsuo Miura posa junto a su instalación en La Aurora de Murcia, que desde ayer acoge su obra.  MARCIAL GUILLÉN

JULIA ALBALADEJO

Lugar:Galería La Aurora de Murcia.

Fecha:Hasta finales de febrero.

Horario:De lunes a viernes, de 10 a 13.30 y de 17 a 21 h. Sábados, de 10 a 13.30 y de 18.30 a 21 h.

Para Mitsuo Miura (Japón, 1946) la mayor posesión es «la libertad». En un mundo consumista que mira con curiosidad –la misma que le trajo a España en el año 1965– y sensibilidad de artista, él asegura que necesita pocas cosas materiales para vivir: «Con mi taller y mi extravagancia tengo suficiente», afirma. El creador, que expone desde ayer su obra en la galería La Aurora de Murcia, cuenta que su arte ha sido siempre el reflejo de lo que ve, de aquello con lo que convive, y reflexiona que fue cuando, ya viviendo en Madrid, sus hijos entraron en la adolescencia «y empezaron a viajar, a comprar, a tener otro tipo de necesidades» cuando el consumismo entró en su pintura y sus instalaciones. Recuerda que sus trabajos, hasta ese momento más centrados en «la naturaleza, la vida familiar e íntima», abordaron entonces el atractivo paisaje urbano y se convirtieron en una ventana a través de la que mirar el mundo en el que vivimos. Lejos de querer criticar –«yo no lo planteo como un problema social, aunque lo pueda ser», explica–, Miura se centra en el ‘show’ que supone la sociedad de consumo, en «la atracción que ejerce y en cómo nos deslumbra». «La parte problemática no la trabajo y quizá sea excesivamente estético», añade el artista, que usa para sus obras colores «alegres y llamativos». La particular ventana a este ‘show’ –Show Window se titula la muestra– que abre Miura se llena así de rosas, amarillos, naranjas y azules... tonos suaves pero también fosforescentes que se mezclan con libertad en las piezas que cuelgan ahora en la galería La Aurora, junto a una instalación de cintas que no son, según una delicada metáfora del autor, sino «las miradas congeladas de la gente a los escaparates». Acepta Mitsuo Miura con una sonrisa las críticas y entiende a quien dice que lo que él hace lo puede hacer también un niño. «Desde fuera se puede ver fácil y es verdad que no hay mucho misterio... pero la diferencia está a la hora de pensar, en la sensibilidad para reflejar las cosas y que hay que practicar», sostiene el creador japonés, a quien el arte le sedujo desde niño, «de una forma inconsciente». A los 12 años ya acudía a una escuela de pintura y a los 14 o 15 años recuerda que tenía un profesor particular que le guió en el arte y le enseñó «una forma de vivir». Poco después y atraído a partes iguales por las postales que algunos familiares le enviaban –la mayoría desde Canarias y alguna desde Madrid que recuerda que le causó un gran impacto al descubrir que había «casas de piedra»– y por una exposición de obras del Museo del Prado que vio en Tokio, decidió, aunque no se considera una persona valiente, cruzar medio mundo en busca de «una aventura» que ya dura más de 45 años y que le ha hecho vivir dos realidades de España muy diferentes. La evolución de un país que le gusta por su «vida desenfadada y menos rígida, que no desordenada», advierte, y que sigue mirando con curiosidad para reflejarlo –porque ese es su «lenguaje»– en sus obras.

Desde 1994
  • La Aurora Comprometida