fbpx

La Verdad. Viernes 23 de septiembre de 2011.

Emilio Pascual.

Galería La Aurora. Murcia. Título: “Viajes de ecos”. Pinturas. Hasta el 31 de octubre.

PEDRO ALBERTO CRUZ |Cuando se supera la referencia de la imagen lo que queda -a lo que se llega- es a la vibración visual del color que, y no se tiene otro medio, precisa de la imagen libre de cualquier mimetismo formal para hacerse transmisible. Esto, en sí, puede parecer contradictorio (y desde el punto de vista de la lógica estricta lo es), ya que se huye de lo que inevitablemente acoge. Pero la norma férrea salta hecha añicos por culpa de la educación, de la cultura, al separar, e incluso convertir en antagónicas, estas dos manifestaciones de una misma actividad: la pintura.

En Emilio Pascual, buscador incansable en el campo de lo que hemos convenido en llamar abstracción, la contradicción se desvanece porque en su obra manifiesta -y siempre- el recorrido visual y cognitivo que une los supuestos extremos. No es del todo correcto afirmar que en la memoria lo 'concreto' se desdibuja, se diluye, dejando solo en el recuerdo las huellas del color, de la mancha sin forma, sacadas a la luz por aquellos que quieren superar la apariencia de lo tangible. Para llegar a esa reducción es preciso profundizar más y desprenderse de lo que es superfluo. El pintor de Yecla, también con excelentes esculturas en las que impera la tectónica, salva la barrera de las emociones -siempre necesitadas de referencias y fácilmente manipulables- y se queda con lo que hay detrás de ella: lo que queda de la imagen una vez superada y convertida en experiencia desprovista de accidentes -adornos-, y dotada de sentido, de contenido.

Y eso es lo que vemos en este 'Viaje de ecos', en este ejercicio donde -como siempre- trata de ser sincero consigo mismo -para serlo con los demás- y no enmascara, no oculta con la grandilocuencia de la pincelada extensa o la exageración del gesto, las adherencias que no ha podido desprender todavía para convertir el 'recuerdo' en la manifestación pura de la consciencia. No importa, Emilio Pascual sigue avanzando, y con cada paso su obra se engrandece y gana en proyección.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo