Belzunce regresa a África a través de un libro. La Opinión. Miércoles 8 de junio de 2011. - galerialaaurora

La Opinión. Miércoles 8 de junio de 2011.

Belzunce regresa a África a través de un libro

El artista lorquino publica un cuidado catálogo de sus cuatro

estancias en el continente africano con motivo de una

exposición itinerante

Manolo Belzunce, en África pintando El pez seco.  L.O

 ANA GUARDIOLA «La maravilla de un mundo que se desvanece» es lo que encontró Manolo Belzunce en sus estancias en África, reunidas ahora en el libro Carnet de viaje, una antología con la que el pintor lorquino recuerda su paso por Mauritania, Mozambique, Malí y Sudáfrica, lugares en los que encontró nuevos códigos de creación, al dejar a un lado la soledad del estudio –«donde tu única compañera es la pintura»– y dirigirse a descubrir un mundo que le dio la oportunidad de liberarse. La obra que surgió de aquellos viajes se ha podido contemplar en diversas exposiciones, pero ahora reúne cuadros realizados en los cuatro países para una exposición itinerante que comenzará en Sant Cugat del Valles el próximo 17 de junio. De allí viajará, en principio, a centros culturales de Cáceres y Córdoba. «Tenía ganas de hacer esta exposición y, sobre todo, este libro, porque es un recuerdo bonito y no quería que todo se perdiese», explica el autor lorquino. Y es que, además de una selección de las obras realizadas en África, el catálogo recoge las fotografías de su paso por este continente junto a Ángel Haro, Miguel Fructuoso o Cipriano Torres, así como textos de este último, del crítico de arte Arnau Puig, del pintor mozambiqueño Malangatana y de Zé Forjaz. Pero sin duda lo mejor de esta obra es descubrir África en los ojos de Belzunce, a través de los pigmentos con los que trabajó allí y a través de sus vivencias. Desde «el esplendor del cielo azul limpio del desierto» al «paisaje tumultuoso, verdor y exuberancia del río Nkomatic». Desde la «maravillosa playa de Tofo» al horror y el infierno de las guerras de Pele, donde aun así descubrió la belleza del paisaje. Un paisaje recogido en cada obra, al igual que los personajes que encontraba a su paso, pescadores, niños y mujeres que dejaron, al igual que la tierra de África, su huella en cada trabajo del artista lorquino. El libro, que en la Región se podrá adquirir en las galerías La Aurora y Bambara y estará en otras salas de arte españolas, podría suponer un cambio de ciclo en la trayectoria profesional del artista que, sin embargo, ya está pensando en regresar al continente africano. De momento, este catálogo permitirá a Belzunce «recordar esas experiencias tan hermosas y tener una referencia visual que me gustará revisar en el futuro», dice el autor, que vivió en África un sueño «del que nunca quisiera despertar».

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo