fbpx

La Opinión. Domingo, 23 de enero de 2011.

 

Bajo el hilo protector

 

La artista Carmen Baena expone una serie de fotografías bajo el título “Cosido en la memoria”

La muestra, que se puede ver en la galería La Aurora de Murcia, se encuadra en Fotoencuentros

 

LA EXPOSICIÓN

COSIDO EN LA MEMORIA

Lugar: Galería La Aurora, Murcia

Fecha: Hasta el 26 de febrero.

Horario: De lunes a viernes, de 10 a 13:30 y de 17 a 21 h.

Sábados, de 10 a 13:30 y de 18:30 a 21:00 h.

 

 

 

 

 

Carmen Baena, junto a una de las piezas que expone en La Aurora.  Juan Caballer

 

“Soy muy lanzada, quizá un poco imprudente, pero es que es así como salen las cosas; no te puedes esperar a saberlo todo.”

 

:: JULIA ALBADALEJO ¿Atrapados o protegidos? «Yo siempre protejo», asegura la artista Carmen Baena, quien confiesa que ella se protege de todo lo que piensa que le puede hacer daño. «Hay que protegerse de lo que trate de convencernos, de las cosas injustas», afirma esta mujer inquieta cuyas obras se exponen hasta el próximo 26 de febrero en la galería La Aurora de Murcia, dentro del festival Fotoencuentros que organiza Cajamurcia. Una exposición cuyo título le ha ´robado´ al también artista Pepe Yagües –escribió un hermoso texto para la muestra–: Cosido en la memoria. 

Desnudas –y casi siempre acurrucadas– pero protegidas en una suerte de útero construido con hilos, cosidos directamente sobre el papel, aparecen las personas en los cuadros de Baena, quien también las resguarda en ocasiones con una capa de parafina. Una combinación, la de fotografía, hilo y parafina, a la que Carmen Baena llegó por casualidad mientras trabajaba-jugaba en su taller –«me lo pasé muy bien», recuerda–. Con el hilo empezó cosiendo paisajes blancos, sus paisajes de mármol llevados a las dos dimensiones, «una técnica que llevaba tiempo pensando en recuperar y utilizar en sus obras». Recuerda que empezó a coser cuando tenía unos 14 años: «En aquel momento pensé que era una pérdida de tiempo, porque me hubiese gustado dedicar esas horas a otras cosas. Yo me bordé el ajuar, que es una tontería enorme, aunque también es verdad que el saber no ocupa lugar. Ahora no me molesta y hasta me lo paso bien haciendo ganchillo, por ejemplo». Nunca pudo imaginar cuando aprendió a coser que le serviría para el arte, en el que siempre asegura que le gusta «investigar». «Soy muy inquieta, como persona y como artista, y siempre experimento con técnicas nuevas y nuevos materiales... he trabajado con madera, con hierro, con mármol, poliéster», relata, y confiesa –eso sí, siempre con una sonrisa– que ha tenido más de un susto: «Cuando empecé a trabajar con poliéster, que quería usar para proteger las ramas, para encapsularlas, pero que se siguieran viendo bien, casi me estalla... y también recuerdo, una vez que estaba cortando tubos de hierro, que casi me cae encima la radial. Es verdad que a veces soy muy lanzada, quizá un poco imprudente, pero es que si no es así no salen las cosas; no te puedes esperar a saberlo todo para empezar». Desde pequeña dice Baena que sabía que se dedicaría al arte. «Me gustaba dibujar y bailar, pero al baile llegué tarde», comenta; así que se decantó por las artes plásticas ya antes de entrar al Instituto. Y desde entonces no ha dejado de investigar y de aprender. Uno de sus próximos objetivos, a raíz de esta muestra, será ponerse «al día con la fotografía digital»... y lo conseguirá, porque avisa: «Soy muy testaruda, y si algo no me sale a la primera sigo probando. Todo se puede aprender y en el arte lo menos importante es la técnica, que la puede aprender todo el mundo; importa el uso que le das».

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo