fbpx

La Verdad. Miércoles 22 de marzo de 2006.

Cuando arte y solidaridad se dan la mano.

A. ARCO/MURCIA

Los textos de Los días de la jámila están esculpidos con la palabra enérgica y precisa y la curiosidad siempre fresca e infinita que caracterizan el quehacer literario de Cipriano Torres, quien al cuarto día de estancia en Chinguetti, escribió en su diario: «Cuando llegamos al hospital ya hay algunos enfermos preguntando en el vestíbulo hacia dónde han de dirigirse porque tienen molestias en los ojos, hinchados los pies, o tosen los niños que llevan en brazos las mujeres. La gente que entra y sale se va habituando a estos locos en pantalón corto que se tiran horas haciendo dibujos en las paredes del porche, ahora se acercan, ahora se retiran, ahora se quedan mirando esas manchas de pintura, ahora uno dibuja y el otro lo tapa. Hoy se han tirado al mural con ganas».

Historias vividas en un lugar en el que se ubica la alucinante Biblioteca Hadú.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo