fbpx

Seducción de Teseo

Modelo: Lauri Tudela

Fotógrafo: Silvia Moreno

Dirección Artística: Pepe Rubio

Inauguración jueves 18 de octubre a las 20 horas con la presencia de los artistas y del modelo.

La mitología cuenta que Teseo mató al Minotauro..., pero antes lo amó... En la exposición Seducción de Teseo, este es el planteamiento del que parte Pepe Rubio (1947, Murcia). Artista multidisciplinar, icono de la movida, ha trabajado realizando vestuario para teatro, ópera, ballet, cine y televisión. Destaca también como pintor y ceramista. Estuvo nominado a un Premio Goya por el vestuario de la película La casa de Bernarda Alba de Mario Camus. Fue el creador de la Pasarela Cibeles, y sus diseños los han llevado personalidades como Pedro Almodóvar, Pepa Ojanguren, Tino Casal, Isabel Preysler, Monserrat Caballé, etc. Estuvo instalado en Madrid muchísimos años, donde realizó toda su actividad artística, y sus creaciones han llegado a diferentes partes del mundo. Tras su regreso a Murcia, instaló su estudio en Totana, donde conoció a la fotógrafo Silvia Moreno (1976, Totana, Murcia). Esta artista, después de finalizar sus estudios universitarios, realizó catálogos para grandes marcas como Loewe, Yanes, Liza, Mirto, Exigenzy, etc. Lleva quince años de trayectoria artística dedicándose a la publicidad y la moda, y su actividad más reciente fue dentro del mundo del cine, trabajando en platós de Los Ángeles (EE.UU.). Pepe Rubio y Silvia Moreno han realizado varios proyectos en común, y su último trabajo es este estudio en el que Pepe Rubio quería encontrar la personalidad del Príncipe Teseo y la del Príncipe Asterión a través de fotografías realizadas por Silvia Moreno.

El modelo Lauri Tudela, ejerce tanto de Teseo como del Minotauro, que bajo la dirección artística de Pepe Rubio, es orientado para que mediante diferentes estados, el artista pudiera ver de una forma física lo que había en su mente. De este modo, Pepe Rubio llegó a la conclusión -en su afán por encontrar la personalidad de cada príncipe-, de que Teseo es una persona muy mística, y que el Minotaurio es alguien interesado en la literatura y la música, y esto hace que se atraigan. Silvia Moreno consigue que veamos unos cuerpos con aspecto escultórico, en los que a través de las luces y sombras, parece que al modelo envuelve algo que lo dota de una gran superioridad. Hay toques de luz que hacen que la figura humana parezca que puede llegar a romperse, o que en otros momentos, tenga una suavidad en la que las curvas se confunden unas con otras. La calidad imaginativa y artística de Pepe Rubio, junto a la calidad artística fotográfíca de Silvia Moreno, conforman esta parte de la exposición en la que nos adentramos en la psique de estos dos príncipes. Por otro lado, tenemos una serie de dibujos, pinturas e incluso una cerámica, donde Pepe Rubio nos enseña estas conclusiones sobre su versión de la historia de Teseo y el Minotauro, y vemos la unión de ambos. Figuras que nos recuerdan a una mezcla entre el mundo griego y figuras cuasi cubistas, pero con mayor libertad que en ambas y en una unión que las supera.

En la parte II del Libro VIII de Las Metamorfosis, nos cuenta Ovidio que todos los años se le ofrecía al Minotauro una ofrenda de siete hombres y siete mujeres. Es en una de estas veces cuando Teseo entra al laberinto. Pero nosotros nos preguntamos: ¿realmente entró para liberar a esos hombres, o para liberar al propio Minotauro? En ese mismo Libro VIII, Ovidio nos habla de las hazañas de Teseo con su amigo Pirítoo, y cuando se están enfrentando al jabalí de Calidón, en el momento en el que Pirítoo corre un gran peligro, Teseo le dice: ¿Dónde vas, Pirítoo amigo, a quien quiero más que a mí mismo?; así que a través de este temor de Teseo, podemos llegar a la teoría de que el amor que existía entre ellos, era demasiado fuerte, y los lectores de Las Metamorfosis podemos teorizar fácilmente sobre por qué Teseo abandonó a Ariadna en una isla y no quiso estar con ella. Por ese motivo, la interpretación de Pepe Rubio sobre una existente encuentro del Príncipe Teseo y el Minotauro, es totalmente válida.

La literatura cuenta que al Príncipe Asterión se le encerró por ser un minotauro, pero quién nos dice que no se le encerró por su condición. En el cuento La casa de Asterión de Borges, vemos a un minotauro humanizado, que se siente tremendamente solo en su hogar, incluso en su monólogo dice: La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Espera la llegada de un hombre que lo libere; los hombres que entran en su hogar mueren, pero no en sus manos. Finalmente, es Teseo el que le da fin a su sufrimiento, pero a través de la muerte. Cortázar, en la interpretación que hace en Los Reyes, ve en el minotauro a un hombre diferente, un hombre libre, y que por ese motivo es alguien a quien la sociedad encierra, y el laberinto podría ser una metáfora.

Vivimos en una sociedad en la que todavía hay Minotauros dentro de un laberinto y Teseos que intentan ayudar a la liberación de éstos. En la exposición Seducción de Teseo, Pepe Rubio y Silvia Moreno nos cuentan -en la Galería La Aurora de Murcia-, una historia de hace veinte siglos en una interpretación que podría ser una historia de hoy.

María Jose Riquelme Martinez.

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo