Artistas A-Z - Léger, Fernand - galerialaaurora
Artista: Fernand Léger

Fernand Léger

 (4 de febrero  de  1881  -  17 de agosto  de  1955).  Pintor  cubista  francés.

 

Nacido en  Argentan,  Normandía, en el seno de una familia campesina, quedó huérfano de padre antes de cumplir dos años. Recibió instrucción primero en la escuela de su pueblo natal, y después en un instituto religioso de  Tinchebray.

Entre  1897  y  1899  es alumno de un arquitecto en  Caen; en  1900  se traslada a  París, donde trabaja como dibujante de arquitectura, al tiempo que estudia en la Academia Julian. Tras cumplir su servicio militar (1902-1903), ingresó en la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas al no conseguir plaza en la de Bellas Artes, donde, como alumno libre, recibió lecciones de  León Gérome  y de  Gabriel Ferrier. Visitó asiduamente el Museo del Louvre y, al igual que otros pintores de su generación, debió al impresionismo, iniciado en las galerías de la calle de Laffitte, la esencia de su formación artística.

Sus primeras obras datan de  1905  y son de clara influencia  impresionista.

En  1907, al igual que otros pintores parisinos, queda profundamente impresionado por la retrospectiva de  Cézanne. En este mismo año entra en contacto con el primer cubismo de  Picasso  y  Braque.

Desde los primeros momentos, el cubismo de Léger se orienta hacia el desarrollo de la iconografía de la máquina.

Desnudos en el bosque  (1909-1910), inspirado posiblemente en el cuadro de Picasso de  1908  del mismo título, convierte el tema en una habitación llena de artefactos y robots, donde parece apartarse de la férrea doctrina de Cézanne de pintar a partir del cilindro y el cono; la sobriedad de los colores, unida a la actividad frenética de los robots, crea una atmósfera simbólica de un mundo nuevo y deshumanizado. En algunos aspectos es una anticipación del  futurismo  italiano.

En 1910 expone con Braque y Picasso en la galería de Kahnweiler donde, en  1912, hace también su primera individual. Al siguiente año comienza a investigar sobre formas de máquinas representadas con colores primarios, llegando en ocasiones a una estructura abstracta que se hace más explícita con los títulos, como por ejemplo  Contraste de formas, de  1913, donde se acerca a las ideas de  Delaunay  sobre los contrastes de color, aunque manteniendo la marcada tridimensionalidad de sus primeros trabajos. Su fascinación por las formas geométricas y los colores brillantes le lleva a menudo al borde de un arte abstracto, que siempre acaba rechazando.

En  Escalera, de  1914, vuelve a pintar la figura y su entorno, pero construyéndola mediante las formas abstractas utilizadas anteriormente.

Entre 1914 y  1917  cumple su servicio militar. La experiencia de la guerra le revela las posibilidades visuales de las máquinas como iconos de la modernidad; aunque su estilo ya estaba predispuesto en esta dirección, a partir de entonces usa las formas cilíndricas y geométricas para idear un mundo mecanizado, aunque, a diferencia de los futuristas, no venera a la máquina, sino que quiere reconciliar sus formas metálicas y regulares con las formas orgánicas, para construir una visión humanista.

La ciudad, de  1919, es una obra clave en las investigaciones de Léger sobre la relación de la realidad con la superficie pintada. En este cuadro controla el habitual aspecto escultórico de su pintura a través de la rigidez arquitectónica, estableciendo la primacía de la bidimensionalidad del plano pictórico; utiliza diversos métodos avanzados de cubismo sintético para conseguir todo tipo de variaciones ilusionistas.

En las obras de este periodo que tienen como tema la ciudad, la figura humana aparece despersonalizada y mecanizada, adaptada al ambiente que la circunda. El artista traduce la energía de la vida contemporánea a equivalentes pictóricos; masa, color y forma se confrontan en una multiplicidad de relaciones, creando imágenes independientes que producen sensaciones simultáneas; los planos se disponen de forma equilibrada y las composiciones se organizan por zonas bien definidas de color puro, uniforme y claramente delimitado. "Los elementos pictóricos de Léger, netos, simples, variados, producen, como las máquinas ideales, efectos de extraordinaria potencia" (Flint).

En los primeros años veinte colabora con el escritor  Blaise Cendrars  en algunas películas, y diseña escenografías y trajes para los  Ballets suédois  de Rolf de Maré.

En  1923-1924  trabaja en su primera película sin argumento,  Ballet mécanique, en la que interviene también  Man Ray. En  1924  abre un taller con  Ozenfant, y en  1925  hace sus primeros murales en el  Pabellón del L'Esprit Nouveau  de  Le Corbusier  para la Exposición Internacional de Artes Decorativas.

Durante los años veinte y treinta, Léger se muestra abierto a los estilos que se desarrollan. Algunos de sus cuadros de estos años muestran ciertas influencias de  Kandinsky, de  De Stijl  y delSurrealismo.

El tema que más desarrolla en esta época es la figura, en composiciones como  Tres mujeres  (1921), donde las figuras se muestran despersonalizadas, como volúmenes mecánicos modelados a partir del fondo geométrico, dando un paso más hacia la abstracción, al mismo tiempo que evoca un ambiente  Art Déco. En cuadros como este se acerca claramente al purismo de Ozenfant y Le Corbusier.

En  1931  visita por primera vez los  Estados Unidos  y, en  1935, el  Museo de Arte Moderno de Nueva York  y el Instituto de Arte de  Chicago  exponen su obra.

Entre  1940  y  1945  vive en los Estados Unidos, y vuelve a  Francia  al final de la guerra. Durante su estancia en Estados Unidos es profesor de la  Universidad de Yale.

En los últimos diez años de su vida hace ilustraciones de libros, cuadros de figuras monumentales, pinturas murales, vidrieras, mosaicos, esculturas polícromas de cerámica y escenografías teatrales. En  1955  gana el gran premio de la Bienal de Sao Paulo.

Muere el  17 de agosto  de ese mismo año en  Gif-sur-Yvette, Francia.